Otra vez Fútbol…

Tras dos semanas de parón invernal, al menos en cuanto a la Liga de Futbol Profesional española se refiere, volvemos a la vorágine de noticias, resultados y declaraciones que envuelve al mundo del futbol.

        Por el lado bueno, es de recibo resaltar los ejemplos de torneos infantiles que ensalzan los valores positivos del deporte, partidos solidarios y ejemplos de numerosos futbolistas comprometidos con muy diversas causas.

        Sin embargo, como tristemente viene siendo habitual en un deporte de tanta magnitud, que sirve de ejemplo a tantos y tantos niños, nos encontramos casos que ensucian el mundo del futbol en particular y del deporte en general.

        Como ejemplo de ello, haciendo un repaso a estas fiestas, nos encontramos con el clásico Torneo Internacional Alevín de Futbol7, donde por segundo año consecutivo se impuso la superioridad física de unos “superdotados” hermanos que militan en el Atlético de Madrid. Lo que por otra parte es lógico en este tipo de categorías, no lo ha sido tanto en determinadas redes sociales, en donde se han despachado a gusto, de manera satírica con este par de niños (no olvidemos esto último) y no sólo personas anónimas. ¿Es que dicen algo las normas del torneo respecto a ser de raza negra y sacarle una cabeza al resto? ¿No? Entonces no pongan el acento en ello, ni siquiera en el hecho de que hayan ganado el torneo, porque no deberíamos olvidar que el deporte consiste en victorias y en derrotas, y que solo el hecho de competir en un torneo como ese, ya tendría que suponer un orgullo para todos.

        Otros malos ejemplos antideportivos los encontramos en un reciente “amistoso” en el futbol italiano, y lo pongo entre comillas, porque siendo amistoso, me cuesta trabajo entender que la afición del equipo local la tomara con Boateng, futbolista del AC Milan, dedicándole insultos de carácter racista. Por lo menos en esta ocasión, la solidaridad de sus compañeros poniendo fin al encuentro, puede servir de ejemplo.

        Para terminar, me gustaría dedicarle unas líneas a un clásico de este tipo de comportamientos negativos ejemplares, Don Mario Balotelli. Ayer mismo registraba la prensa un incidente que tuvo lugar entre el internacional italiano y su técnico, Roberto Mancini. Por lo visto, el técnico le recriminó un comportamiento antideportivo a Balotelli, que propinó una dura entrada a un compañero. Pero la manera de recriminárselo fue agarrándolo por la pechera. Y mi pregunta es ¿recriminas una acción violenta mediante otra exactamente igual? ¿Es que los líderes no son aquellos que predican con el ejemplo?

        En fin, OTRA VEZ FUTBOL…  

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: