¿Los campeones pueden sentir miedo?

Anoche, el fútbol vivió uno de esos partidos tan mágicos para unos y tan injustos para otros. El Málaga C.F. jugaba la Liga de Campeones por primera vez en su historia. Con un equipo plagado de jugadores de la llamada clase media, había conseguido pasar como primer equipo en su grupo y llegar a cuartos de final, realizando partidos históricos ante equipos de la talla del A.C. Milan o F.C. Oporto.

Así, se encontraba con uno de los equipos más fuertes del momento, los alemanes del Borussia de Dortmund. Después de salir vivos por los pelos de Málaga con un empate a cero, el empate con goles les valdría en Alemania para conseguir la clasificación a semifinales.

El partido no pudo ser más favorable. Cualquier aficionado del Málaga habría firmado el empate a uno al descanso, y mucho más, el 1-2 en el minuto 82.

Pocas veces en fútbol se han visto dos goles decisivos en los minutos añadidos y, aunque es una hazaña de mérito incuestionable, es inevitable pensar en que algo le pasó al Málaga.

Era la primera vez para muchos de estos jugadores en la Champions, y eso siempre puede disparar los nervios a cotas elevadísimas, ya que se trata de la máxima competición que se puede disputar a nivel de clubes, con una repercusión brutal a nivel económico, mediático y deportivo. El Málaga supo estar por encima de esto hasta, probablemente el primer gol de los dos del descuento. Cuando percibimos un objetivo importante al alcance de nuestras manos, nos da mucha rabia perderlo y mucho miedo poder perderlo. Estar a 2 minutos de las semifinales de la Champions (objetivo) y ver cómo un gran rival se pone a un solo gol de eliminarnos (miedo) sería un ejemplo extremo de esto.

Las emociones son adaptativas, seleccionadas naturalmente para la supervivencia del ser humano. Sin embargo, hay circunstancias en las que, por asociación, se nos disparan dichas emociones en los momentos menos recomendables. La especie humana fue dotada de miedo para ayudarnos a huir o pelear ante una amenaza, pero en el terreno de juego las amenazas no se combaten de esta forma, y el miedo puede activarnos por encima de nuestro nivel óptimo (lo que nos vendría bien para huir de un depredador) o reducir nuestra concentración (ideal para asestar un certero golpe al jefe de la tribu en una lucha de poder), propiciando desenlaces como fallos inexplicables o incluso lesiones. Aquí, la experiencia, la estabilidad emocional y el entrenamiento psicológico son un grado.

Así, podemos aprender sobre la inteligencia emocional, o uso inteligente de las emociones. Podemos sentir miedo en momentos en los que no nos venga bien, pero si somos capaces de identificarlo, comprenderlo, controlarlo, o incluso usarlo a nuestro favor, paliaremos estos efectos negativos, como quizás hizo el Dortumnd al verse necesitado de dos goles a falta de diez minutos.

Otro fenómeno interesante que puede afectar a los futbolistas en estas situaciones, es el llamado miedo a ganar. Tanto en el fútbol como en la vida, todos tenemos una zona de confort, estado mental que nos hace sentirnos cómodos con nuestra situación actual. A veces, esa situación no incluye todas las circunstancias que rodean a la victoria (fama, dinero, reconocimiento…) y es común en deporte el ver equipos que cometan errores inexplicables en momentos decisivos, o deportistas que se lesionan en los días previos al partido de su vida (sin que los médicos tengan una buena explicación para ello).

El miedo es una emoción poderosa y útil en determinadas situaciones. Si perjudicó a los jugadores del Málaga, eso solo lo saben ellos. Desde aquí solo podemos expresar nuestro más profundo agradecimiento al equipo por hacernos disfrutar tanto con su buen juego y gran actitud durante esta edición de la Champions League.

¡Gracias, campeones!

Anuncios
Categorías: Psicología deportiva, Psicología y Fútbol | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: