La carrera de fondo contra el miedo

El deporte y la tragedia vienen unidos más veces de las que nos gustaría. Por citar algunos casos de infausto recuerdo, podríamos pensar en Port Said o Hillsborough. Ayer vivimos en Boston uno de esos episodios que pasarán a la historia negra del deporte, cuando en plena maratón fueron detonadas dos bombas.

El deporte, como evento multitudinario, puede ser objetivo de actos terroristas, vandálicos o accidentales que terminen en desgracia, y más aún cuando se celebra al aire libre, donde la capacidad de control oficial es menor. Así, uno puede dejarse llevar por los demás en momentos de crisis o alta tensión. Hemos visto actos de dudosa moral en momentos de pánico, conductas de baja responsabilidad para con las instalaciones o materiales, comportamientos violentos entre aficionados…. o terrorismo.

Por otra parte, los eventos deportivos pueden llegar a mover masas y tienen una repercusión mediática a nivel mundial. Por ello, pueden ser blancos predilectos para lanzar un mensaje. Sirvan de ejemplo activistas defendiendo sus ideales o los típicos espontáneos que quieren su momento de gloria. Estos mensajes pueden darse de distintas formas pero, desgraciadamente, hay personas que creen que la más efectiva es la violencia.

Por ello, desde las instituciones podemos aprovechar esto para utilizar este poder de comunicación a favor de la educación en valores, a través de iniciativas como las promovidas por la FIFA en contra del racismo o reivindicando el respeto y el juego limpio. Sin embargo, no debemos quedarnos aquí, sino que tenemos que incidir en la educación y formación en valores de todos los integrantes del mundo del deporte a partir de cursos, charlas, trabajo integrado con la formación deportiva, etc. No obstante, tras los sucesos de ayer, todos nos quedamos sin palabras, y de escaso consuelo sirven ahora estas buenas intenciones.

Un posible efecto que estos lamentables hechos pueden generar en la población, es el de miedo. Miedo a participar en estos eventos, miedo a correr una maratón, miedo a ir a un estadio de fútbol, a un concierto… Desde aquí, creemos que la recomendación más saludable y acertada sería seguir corriendo y disfrutando del deporte, sin dejarnos amedrentar por el miedo. Si el miedo y el terror nos acaban dominando, definitivamente habrán ganado los terroristas.

Así, esperamos una afluencia máxima de gente en la inminente maratón de Madrid, así como en el resto de eventos deportivos de este tipo. Sería, desde nuestro punto de vista, el mejor homenaje a las personas que perdieron la vida ayer.

Nuestras más sinceras condolencias a las personas afectadas

 

Anuncios
Categorías: Psicología deportiva, Psicología y Atletismo | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: